logo

¿Cuándo me olvidé de ti? ... Mucho antes de lo de los ciruelos chinos

No sé cuando dejé de escribirte; tal vez antes de que me leyeras o, tal vez, mantengo aún la esperanza, dejaste de hacerlo más tarde.

Pero te hablé y te hablé. No es excusa, aunque prioricé otras cosas y hoy estoy arrepentido. Mi debilidad es mayor que mi deseo.

Me marché leyendo para tí  " ¿Y los ciruelos chinos?"


El día de Navidad me hizo renovar la esperanza: hay muchas más cosas. Hay muchas más plantas rojas azules o moradas ...

 Tal vez, el año que viene, cuando volvamos a encontrarnos alguien sea capaz de sacarme del marasmo y devolverme a la vida y deje de plantearme nuevamente lo mal profesor que soy que por provocar tan solo "dudas insípidas" .

He visto más, he leído más y oí hablar incluso de coles lombardas, moradas, ligeramente dulces .